Preparación de tejidos para el microscopio Descripción paso a paso

Recordábamos que hay 5 pasos para la preparación de tejidos para microscopia de luz, los cuales son fijación, deshidratación y aclaramiento, inclusión, corte, montaje y tinción de los cortes, en este caso veremos la descripción de cada paso a detalle, con el fin de preparar un tejido para observación en el microscopio.

Tejido de la próstata de un perro. Histología veterinaria.

  1. Fijación: La fijación es la preparación del tejido para poder observar las células de una forma más clara, dicha preparación se realiza tratando el tejido con químicos como formalina amortiguada o fijador de bouin. Estas sustancias ayudan a retardar las alteraciones celulares post mortem conservando la estructura normal del tejido. 
  2. Deshidratación y aclaramiento: Para poder observar claramente un tejido y evitar los reflejos de la luz provocados por el agua que está en el tejido es necesario deshidratarlo, para esto se emplea en alcohol en diversos grados para realizar este proceso; primeramente el tejido se somete a un baño con alcohol al 50% y terminando con alcohol al 100%. Una vez concluido el proceso de deshidratación del tejido se debe realizar el aclaramiento, esto se logra tratando el tejido con xileno que finalmente logrará aclararse el tejido. 
  3. Inclusión: En este paso el tejido debe incluirse en un recipiente con parafina fundida para que se infiltre en el tejido y posteriormente se pueda seccionar en cortes delgados, una vez que el tejido está preparado, se vuelve a dejar dentro de la parafina para que se solidifique y el tejido completo quede envuelto en la parafina. 
  4. Sección o corte: El tejido solidificado con parafina debe rebajarse con el fin de remover la parafina excedente alrededor del tejido previo a su sección. Para seccionar el tejido utilizamos un micrótomo, un aparato diseñado para realizar cortes de diversos grosores, para microscopio de luz se utilizan cortes de 5- 10 µm. También es posible realizar cortes en tejidos congelados en nitrógeno líquido o en un portamuestras para congelación rápida en un criostato. 
  5. Montaje y tinción: Los cortes deben colocarse en portaobjetos y enseguida realizar la tinción, los colorantes deben ser hidrosolubles por razones obvias, pero previamente debemos retirar la parafina de los tejidos, rehidratar el tejido y teñirlo, una vez teñido se vuelven a deshidratar y para su observación en el microscopio colocar encima el cubreobjetos.
Finalmente procedemos a observar nuestro tejido (histologico) en el microscopio de luz.